Un Apple fan con un Motorola RAZR: segunda parte

Edgar González Pichardo

Por: Edgar González Pichardo

     

Han pasado ya un par de semanas desde el unboxing del RAZR; la labores cotidianas me tuvieron un tanto ocupado. Acá la segunda parte del review.

En la primera entrega les platicaba que mi pasión es la fotografía con dispositivos de comunicación móviles. Uno de los factores que determinan a la nueva apuesta de las compañías de telefonía móvil es la de proporcionar cada vez mejores cámaras en sus productos. De hecho el modelo actual de trabajo en firmas como Nokia, Motorola, LG y Samsung es el de vestir cámaras con las capacidades de comunicación y no al revés.

El RAZR es una apuesta mayor al terreno de la calidad en fotografía y video, dos de las necesidades de la vida en línea y básicas para cualquier persona inmersa en el hype de las redes sociales.

Las características fotográficas del RAZR son:
1. Cámara full HD 1080 P para captura de video a 30 FPS
2. Cámara de 8 MP
3. Flash de un sólo LED
4. Cámara frontal de 1.3 MP con capacidad de captura de video de HD 720 P (o sea, HD para chatear)
5. Tiene diferentes modalidades para la captura de audio a la hora de grabar video (incluida la de conciertos, ¡¡yei!!)

Aquí algunas de las primeras tomas que hice con el dispositivo un lunes camino al trabajo.


En general mi primera impresión es que la calidad de las tomas es excelente. La definición de luz y sombra es buena, la calidad del detalle es buena, el color parece ser muy bueno. Sin embargo, en mi experiencia con móviles una cosa es la fotografía en exteriores con iluminación natural, y otra, en interiores con iluminación artificial. Otro detalle que noté fue el tiempo que tarda en enfocar el objetivo (mientras más cerca esté el objetivo más tarda).

En el próximo post vamos a analizar la capacidad de la cámara en interiores, el flash, el foco y a ver unas comparaciones con fotos tomadas con el iPhone 4S.

comentarios